Para solicitar derechos de edición en la Wiki, haga clic aquí.

Historia de Argentina

De FamilySearch Wiki
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

América del Sur Gotoarrow.png Argentina

Argentina temas de wiki
Bandera de argentina.jpg
Inicio
Tipo de registro
Cultura de Argentina
Grupos étnicos
Lugares de investigación


La investigación genealógica eficaz requiere una comprensión general de los acontecimientos históricos que pudieron haber tenido influencia en sus antepasados y los registros relacionados con ellos.

Aprender sobre guerras, leyes, migraciones y tendencias religiosas puede ayudarle a comprender fronteras políticas, migraciones familiares y las pautas que se seguían para establecer poblaciones.

Tales acontecimientos pudieron haber llevado a la creación de registros que hagan mención de sus antepasados, como los documentos militares y los registros de tierras.

Su interés por saber más sobre sus antepasados aumentará a medida que utilice textos de historia para conocer los acontecimientos históricos con los que pudieron haber tenido relación. Por ejemplo, al emplear un texto de historia podría interiorizarse con los hechos que tuvieron lugar el año en que sus abuelos se casaron.

Cuando los conquistadores llegaron a la región, pocas tribus amerindias ocupaban lo que actualmente se conoce como Argentina. La mayor parte de las comunidades agrícolas que los amerindios establecieron se encontraban en el altiplano del noroeste y en los bosques tropicales del nordeste.

Algunas tribus nómades habitaban las regiones de la Pampa y la Patagonia.

El explorador español Juan Díaz de Solís fue el primero en pisar suelo argentino en la región del Río de la Plata. Los asentamientos permanentes iniciales en Argentina tuvieron lugar a mediados del siglo XVI, cuando llegaron colonos desde Perú a través de la cordillera de los Andes y fundaron Santiago del Estero, Tucumán y otras localidades andinas del noroeste. Debido a que Argentina no tenía todo el oro y la plata que los españoles buscaban,

Buenos Aires (fundada en 1580) y otros asentamientos costeros crecieron mucho más lentamente que las poblaciones de las montañas del nordeste. El gobierno español tuvo un comercio limitado a través de la ciudad porteña durante muchos años; no obstante, cuando los colonizadores portugueses establecieron un asentamiento comercial sobre la costa del Río de la Plata en 1680, los españoles comenzaron a fomentar el desarrollo de Buenos Aires a fin de proteger su colonia.

En 1776, España creó una gran colonia en la región sudeste de América del Sur y la denominó Virreinato del Río de la Plata. Comprendía lo que actualmente es Argentina, Paraguay y  Uruguay.

Buenos Aires se convirtió en la capital del virreinato y comenzó a prosperar como centro  comercial.

Para esta época, muchos nativos habían muerto debido a enfermedades o habían sido asesinados por los europeos. Algunos de los amerindios se casaron con europeos. Los nativos del sur mantenían el control sobre la Patagonia y la mayor parte de la provincia de La Pampa.

La primera parte del siglo XIX fue un período de independencia para América del Sur, ya que las naciones se hallaban en proceso de declarar o de pelear por su independencia de España. Los habitantes de Buenos Aires se las habían arreglado para rechazar los intentos ingleses de tomar la ciudad en 1806 y 1807 sin la ayuda de las fuerzas españolas. Eso sumado al hecho de que España estaba ocupada con el conflicto con Francia impulsó a Argentina a organizar un gobierno independiente para el Virreinato del Río de la Plata en 1810. Las provincias fuera de la Argentina se opusieron a ello y con el tiempo se separaron.

Argentina declaró la independencia el 9 de julio de 1816 en el Congreso de Tucumán. El nuevo país se conoció como las Provincias Unidas del Río de la Plata.

El comienzo del gobierno de Argentina fue incierto e inestable. Los habitantes de Buenos Aires deseaban un fuerte gobierno central, mientras que los principales terratenientes de las zonas rurales fuera de la ciudad querían más autoridad local.

Desde 1829 y hasta 1852, gobernó como dictador Juan Manuel de Rosas, un terrateniente de la próspera región rural de La Pampa, una llanura extensa de la zona centro-oriental de Argentina, en la provincia de Buenos Aires. Luego de otro período de agitación, el país se unificó por primera vez bajo la presidencia de Bartolomé Mitre en 1862 y asumió el nombre “Argentina”; también se fijó la capital nacional en Buenos Aires. Tanto el presidente Mitre como su sucesor, el presidente Sarmiento, intentaron atraer inmigrantes europeos.

Ya para finales del siglo XIX, la provincia de Buenos Aires se había convertido en el centro de Argentina, al haberse poblado con numerosos agricultores europeos.

Los movimientos reformistas comenzaron durante la última porción del siglo XIX. La economía argentina floreció y afluyeron al país los inmigrantes y la inversión de capitales extranjeros. Durante la primera mitad del siglo XX los inmigrantes continuaron llegando a la Argentina. Actualmente, más del ochenta y cinco por ciento de los argentinos reside en ciudades y pueblos y la mayor parte de ellos tiene antepasados españoles o italianos, hablan español y son católicos apostólicos romanos.

Tierras y propiedades[editar | editar código]

Los registros de tierras se utilizan principalmente para conocer dónde residió una persona y cuándo vivió allí. Con frecuencia revelan otra información familiar como el nombre del cónyuge, del heredero, de otros familiares o de vecinos. Los registros de tierras pueden especificar el lugar de residencia anterior de la persona, su ocupación y otros indicios útiles para continuar con la investigación genealógica.

En la actualidad, la Biblioteca de Historia Familiar no cuenta con registros de tierras de Argentina.

Dada la disponibilidad de mejores fuentes genealógicas como los registros eclesiásticos y los del registro civil, y ya que no es sencillo acceder a los registros de tierras, con frecuencia no se los utiliza; no obstante, contienen información valiosa.

Quizá le sea posible emplear los registros de tierras para su investigación si visita personalmente los archivos en Argentina o si contrata un investigador genealógico local.

Existen cuatro tipos básicos de registros de tierras:

  • Capellanías. Estos documentos dan cuenta de tierras que personas particulares y familias cedieron a la Iglesia Católica. Incluyen testamentos, registros de tribunales, títulos de propiedad, contratos y otra información familiar.
  • Vínculos y mayorazgos. Son registros de propiedades hereditarias que posiblemente incluyan títulos de propiedad de tierras e información familiar que podría contener genealogías de tres a siete generaciones. Estos datos biográficos surgen de litigios sobre propiedades, ajustes de límites y derechos sobre la mano de obra amerindia.
  • Consesiones y títulos de propiedad. Es cualquier documentación que esté relacionada con títulos de propiedad de tierras, posesiones, contratos, escrituras de venta y construcción de inmuebles o mejoras de ellos; así como también datos acerca de personas y de familias que fueron propietarios de las tierras o que las ocuparon.
  • Tierras y aguas. Incluye cesiones de tierras y derechos de acceso al agua, correspondencia, transferencias de títulos y otros documentos relacionados con estas transacciones.

Idioma oficial y otras lenguas[editar | editar código]

La mayoría de los registros que se utilizan en la investigación genealógica de Argentina se encuentran en castellano.

El idioma oficial de Argentina es el castellano, que es la lengua hablada por todos los argentinos.

Debido a la historia del país, tal vez encuentre otros idiomas en los registros argentinos. Entre ellos podrían estar el italiano, el latín, el alemán y otras lenguas europeas.

El origen y la formación de la persona que lleva los registros o la fonética castellana pueden causar que un nombre aparezca escrito de una manera en un registro genealógico y luego de otra distinta en otro. Por ejemplo, William podría aparecer como Guillermo, Friedrick como Federico o George como Jorge. Si necesita ayuda para comprender la variación de los nombres, refiérase a la sección “Nombres de personas” de esta guía.

Ayudas con el idioma

La Biblioteca de Historia Familiar tiene una lista de palabras genealógicas, Genealogical Word List:

Spanish (34104) que podría ayudarle: Genealogical Word List: Spanish. Salt Lake City, Utah: Corporation of the President, 1990. (FHL bood 929.1 F21wl LANG SPA no. 1; fiche 6105235.)

Los siguientes libros y los diccionarios de idioma podrían ayudarle también en su investigación. Se pueden encontrar materiales similares a estos en otras bibliotecas:

Cassell’s Spanish-English, English-Spanish Dictionary. New York: Macmillan, 1978. (FHL book 743.21 C272c.) Diccionario bilingüe de ingles y español.

Velázquez de la Cadena, Mariano. ANew Pronouncing Dictionary of the Spanish and English Languages (Pronunciación de los idiomas español e ingles).. New York: Appleton-Century-Crofts, 1942. (FHL book 463.21 V541n.)

Diccionario de Autoridades (Dictionary of Authorities). 3 vols. Madrid: Edit. Gredos, 1963. (FHL book 463 D56ld.)

Hay otras fuentes que pueden ayudarle con el idioma, incluso diccionarios de distintos dialectos y períodos, que aparecen en LocalitySearch (Búsqueda por lugar) y en la Subject Search (Búsqueda por tema) del Family History Library Catalog [Catálogo de la Biblioteca de Historia Familiar] bajo los títulos:

ARGENTINA—LANGUAGE AND LANGUAGES [IDIOMA OFICIAL Y OTRAS LENGUAS]

SPANISH LANGUAGE [IDIOMA ESPAÑOL O CASTELLANO]—DICTIONARIES [DICCIONARIOS]

El siguiente libro es un ejemplo:

Cutolo, Vicente Osvaldo, Apodos y Denominativos 'en la Historia Argentina, Buenos Aires: Editorial Elche, 1974. (FHL libro 982 H2c.)

[[Argentina|ArgentinaGotoarrow.png]] 


HISTORIA DE LA PROVINCIA DE SALTA:

En su campaña de ocupación del actual territorio argentino los españoles decidieron instalar una ciudad para defensa y apoyo del comercio y la comunicación de Santiago del Estero y Tucumán con el Perú.
Es así que Hernando de Lerma fundó en 1582 la "Ciudad de Lerma en el Valle de Salta", la que pronto se transformó en apoyo a la comunicación con el centro minero del Potosí, que requería constantemente el abastecimiento de alimentos, manufacturas y mano de obra indígena.

El tránsito desde y hacia el Potosí proveía a la ciudad de alimentos, escasos en su entorno.
La hostilidad de los grupos indígenas limitó su expansión y amenazó su continuidad, pero se mantuvo gracias a su importante función estratégica dentro del tránsito comercial colonial.
En el siglo XVIII la creciente demanda del mercado potosino dio lugar a una nueva actividad en los valles salteños; la cría y engorde de mulas para transporte.

Al mismo tiempo, la drástica reducción de la población indígena debido a las levas forzosas para la actividad minera, comenzó a ser aliviada en parte con la introducción de población africana, la que tuvo una fuerte gravitación en la población de Salta: en 1778 esta migración y su descendencia constituían el 46% de sus habitántes.

Después de 1810 la interrupción de comercio con el Alto Perú y la guerra de la Independencia produjeron el deterioro de la economía del Noroeste.
Los valles salteños pasaron paulatinamente del ganado mular al vacuno y al ovino.
Pero la competencia con la región pampeana no pudo sostenerse.

Algunos cultivos industriales como azúcar, tabaco y vid se desarrollaron a partir de la segunda mitad del siglo pasado y lograron una mayor expansión con la llegada del ferrocarril en 1877.
Gracias a estas actividades la población de Salta pudo mantenerse sin que la emigración llegara a los niveles que tuvo en otras provincias del Noroeste.

Durante el período de la gran inmigración europea el crecimiento poblacional de la provinica fue moderado, pero desde mediados de siglo hasta el presente la provincia vuelve a tener un sustancial incremento demográfico gracias al avance hacia el chaco salteño, los yacimientos de petróleo y gas en el norte y una creciente actividad turística que aprecia su pasado cultural colonial y sus paísajes de gran belleza.


Enlaces útiles
[editar | editar código]

Rincones, Historias y Mitos de Buenos Aires dedicada a conocer los rincones, las historias y los mitos de la Ciudad de Buenos Aires, que incluye fotos de colegios y Universidades Iglesias, Paseos, calles y pasajes, edificios públicos e históricos y museos, mansiones, casas y Edificios, monumentos y estatuas de Buenos Aires

Las Enciclopedias proporcionan información sobre todas las ramas del conocimiento o el tratamiento de un tema específico, integral, por lo general en los artículos ordenados alfabéticamente. A menudo contienen información de gran interés para la investigación genealógica. Estos pueden incluir artículos sobre las ciudades y lugares, personas prominentes, las minorías, y las religiones. Pueden darle información acerca de diversos temas tales como las prácticas de mantenimiento de registros, leyes, costumbres, comercio, costumbres, oficios, y la terminología arcaica.

La Biblioteca de Historia Familiar tiene enciclopedias de conocimiento general. La biblioteca también cuenta con enciclopedias específicamente publicadas en la Argentina o por tema específico. Ambos tipos de enciclopedias se enumeran en el Catálogo de la Biblioteca de Historia Familiar en:

ESTADOS UNIDOS - Enciclopedias y diccionarios

ARGENTINA - Enciclopedias y diccionarios

Las enciclopedias siguientes puede ser particularmente útiles en su investigación:

Santillán, Diego A. de, Gran Enciclopedia Argentina. 9 vols. Buenos Aires: Ediar, 1956. (FHL libro 982 A5g.) Schaefer, Cristina K. Enciclopedia Genealógica de la América Colonial. Baltimore, MD: Genealógica Publishing Co., Inc., 1998. (FHL libro 929.11812 D26s.)

Para obtener información sobre diccionarios de idiomas, consulte Argentina Idioma y Lenguas.