Llevar un diario de gratitud

Una mujer está repleta de gratitud al escribir en su diario de gratitud.

El verano pasado, Camille Johnson estaba lidiando con la vida. Su madre estaba falleciendo, y la pandemia estaba por todos lados. Lo que ella recuerda es, "Decidí que tenía que hacer algo". Ella continúa, "No tenía nada de energía; quería dormir todo el tiempo".

"Entonces me acordé de un personaje de un libro quien estaba pasando por una depresión". "Su papá le desafió a escribir a alguien cada semana una nota de agradecimiento. Empecé a investigar la manera en que la gratitud puede ayudarnos. Camille quedó tan impresionada por lo que halló que dedicó a la gratitud todo un episodio de su podcast, y empezó a llevar un diario de gratitud.

Dos meses después, reflexionó sobre los beneficios de esta práctica en su cuenta de la multimedia social. Ha sido muy divertido ver mi día y ver las cosas que más aprecio. Incluso cuando me olvido por unos días, disfruto de mirar atrás, ponerme al día y pensar en todas las cosas... por las que estaba agradecida.

Camille, quien vive en Ohio, Estados Unidos, lleva un año con un diario de gratitud. "Escribo en el diario al menos una vez a la semana. Solo me toma menos de cinco minutos y pone mi mente en buena forma para el día.

¿Qué es un diario de gratitud?

Un diario de gratitud es donde las personas registran las cosas por las que están agradecidas. Las entradas quizá estén escritas en forma de párrafo, pero muchas son listas sencillas, como la entrada de Camille del 21 de julio de 2021:

Ejemplo de la entrada de un diario de gratitud del 21 de julio de 2021.

Lo que distingue los diarios de gratitud de los otros tipos de registros personales es que el contenido se enfoca específicamente, incluso exclusivamente, en expresar el agradecimiento.

¿Cuáles son los beneficios de un diario de gratitud?

Al investigar Camille la gratitud, quedó impresionada por el poder psicológico y emocional de la gratidud. Ella explica, "Aprendí que si se empieza a tener más gratitud y se comienza a escribirla, se comienza a entrenar el cerebro a encontrar más cosas por las que estar agradecido". Camilla reflexiona, "Esto puede ayudarnos a superar nuestra tendencia natural hacia la negatividad", la cual es una tendencia instintiva de detenernos en las cosas negativas.

"Llevar un diario de gratitud ha ayudado a mi cerebro a hacer un esfuerzo por estar atenta a las cosas por las que estoy agradecida. "Al notar algo, lo que pienso es: 'Tendré que escribirlo'. Ahora, incluso cuando siento que las cosas son difíciles o pesadas, puedo encontrar cosas por las que estoy agradecida, como mi helado favorito. Me da ánimo. Había unos días tras la muerte de mi mamá en que tuve que estar agradecida por las lágrimas vertidas.

Una mujer en su cocina piensa en las cosas por las que está agradecida.

La investigación científica apoya la experiencia de Camille. La gratitud se asocia con una calidad de vida mejor, con emociones más positivas y con la sana actividad social. Estar agradecido puede bajar los síntomas del estrés, de la ansiedad y de la depresión. La gratitud incluso está ligada a una más sana frecuencia cardíaca de reposo, a una mejor función cardíaca e inmune, a una mejor calidad de sueño, a la presión arterial más baja, y a menos síntomas físicos en general. Se ha demostrado que las personas que llevan diarios de gratitud hacen más ejercicio, progresan más hacia sus objetivos y se sienten más optimistas sobre sus vidas.

Cómo empezar un diario de gratitud

Al empezar un diario de gratitud, vale más lo sencillo. Camille recuerda, "Al principio, solo escribía algunas viñetas". Cualquier cosa que había sucedido ese día por la que me sentía agradecida. Siempre se puede encontrar alguna cosa, o quizás tres cosas, por las que uno se siente agradecido. Los expertos dicen que, para tener la experiencia más potente, debe enfocarse en ese momento en las cosas específicas que la persona aprecia, no escribir solo "mis hijos", sino, por ejemplo, más específicamente, "el sonido de la risa de mi hijo". 

Lo que exigió la experimentación fue averiguar cómo el diario personal cabría en la vida de Camille. Ella recuerda, "Empecé a escribir todos los días, pero a veces me olvidaba, así que me ponía al día cada día de la semana". (Como se manifestó al respecto, la costumbre de escribir de una a tres veces a la semana en lugar de a diario puede ser más impactante para ciertas personas). "Al principio yo tomaba de noche cinco minutos, pero estaba demasiado cansada, así que empecé a hacerlo más de mañana, cuando tenía más tiempo para reflexionar." Combinó su hábito con uno existente para recordarlo. Para ella, se trataba de estudiar las escrituras, pero a otras personas quizá les guste mejor escribir en un diario tras andar o correr, al meditar, o al hacer una lista de los quehaceres.

Diario de gratitud que dice en la portada, "Hoy estoy agradecida".

¿Y qué hay del formato de un diario de gratitud? Ella dice, "Empecé en Google Drive, pero a veces me era difícil sacar la computadora o hacerlo en mi teléfono, así que empecé a emplear un diario". Lo importante es elegir un formato con el que se puede seguir, sea una aplicación, cuaderno, agenda, diario o sea un documento electrónico.

Si le convendría tener apoyo al comenzar un diario de gratitud, considere invitar a un amigo o a un pariente a empezar un diario también. Quizá se podría buscar en línea un desafío de gratitud o explorar en los grupos de gratitud de su plataforma favorita de la multimedia social.

¿Cómo puede caber en su relato biográfico un diario de la gratitud?

Camille reflexiona, "No he sido buena en llevar un relato regular de mi vida, pero las entradas de mi diario de gratitud son una instantánea de mi vida". "Me traen el resto de mis recuerdos de ese día". En combinación con las fotos, sus recuerdos se vuelven aún más vívidos, como esta foto de una reunión familiar que ilustra su entrada sobre "trabajar con todos los hermanos para producir más comida". (Camille es la tercera de la derecha, de la camisa blanca).

Fotografía de la familia de Camille en la cocina al cenar en familia.

Ella agrega, "Mirar hacia atrás de esta manera me da una visión más amplia de mi vida". "No creo de ninguna manera que todo sea positivo y feliz, pero lo que puedo ver con más claridad es que todo está funcionando bien para mí." Le gusta la idea de dejar escrito para sus cinco hijos este tipo de legado. "Creo que prefiero que me conozcan como alguien que agradece cada día un manojo de cosas, en lugar de como una persona que se queja cada día de un manojo de cosas".

Empiece su propio diario de gratitud

¿Cómo podría funcionar para usted un diario de gratitud? Póngalo a prueba para sí mismo Empiece a registrar en un cuaderno o electrónicamente listas de las cosas que le sean preciosas. O capture sus listas de gratitud con la aplicación de Recuerdos de FamilySearch.

Artículos relacionados

authorBy  Katy Little
10 de mayo de 2022
¿Llevas un diario personal?, ¿Un diario?, ¿Notas de lo que está sucediendo en tu vida, en este momento? Muchas personas utilizan el diario p…

About the Author
Sunny Jane Morton teaches family history to global audiences as a speaker and writer. She is a contributing editor at Family Tree Magazine (U.S.) and content manager for Your DNA Guide. She is co-author of How to Find Your FamilyHistory in U.S. Church Records and author of Story of My Life: A Workbook for Preserving Your Legacy. Find her at www.sunnymorton.com.