Seis pasos para digitalizar tus fotos de familia

19 junio 2017  - by 

Si tienes cajas llenas con fotografías viejas, no eres el único, miles de millones de fotos de familia están abandonadas y acumulan polvo en los armarios y áticos de todo el mundo. Incluso aquellos de nosotros demasiado jóvenes para recordar que un “rollo de cámara” significa alrededor de 30 fotos de película pronto heredaremos montones de fotos impresas de nuestros padres.

Entonces, ¿qué hacemos con todas estas fotos viejas? La respuesta es digitalizarlas; y estos son seis pasos para lograrlo.

  1. Organiza antes de digitalizar

    Es tentador empezar de lleno y comenzar a escanear, pero dedica tiempo para ordenarlas primero. No quieres crear un gran lío digital desorganizado. Reúne todas las fotos en un lugar con una superficie plana y grande que puedas dejar desordenada por un tiempo, un comedor que rara vez se utiliza es perfecto.

    • Agrupa las fotos por evento y personas. Ordena las fotos en eventos como vacaciones, bodas y cumpleaños. Las fotos que no están asociadas con eventos específicos se pueden agrupar por persona o familia.
    • Separa los duplicados. Coloca los duplicados en montones separados, para que no escanees la misma imagen dos veces.
    • Ordena cada montón por fecha. Ordena cada uno de los montones cronológicamente. No te preocupes, tendrás que adivinar a veces, y está bien no ser perfectos.
    • Escoge qué digitalizar. Revisa los montones e identifica lo que deseas escanear. Pon una pequeña nota adhesiva en el reverso de esas fotos. Podría resultarte más fácil digitalizar todo y descartar lo que no quieres más tarde, pero este enfoque no solo puede ser costoso si estás pagando a alguien para escanear, sino que también puede enterrar tus mejores fotos en un montón de basura digital.
  2. Obtén el equipo necesario

    Si decides hacer el escaneo tú mismo en vez de usar un servicio, el siguiente paso es escoger tu equipo.

    • Escáner de alimentación automática: Si tienes cientos o miles de fotos para escanear, un escáner de alimentación automática puede ser una manera rápida y confiable para hacerlo. Hay varias marcas, pero la que yo uso es Epson FastFoto FF-640.
    • Escáner plano: Escáneres especializados tienen grandes superficies planas para arreglar imágenes grandes y el software con el que vienen por lo general tienen estupendas funciones para escanear, tales como detección de bordes y mejora de imagen. Las impresoras de oficina “todo en uno” por lo general incluyen un escáner plano, pero pueden ser más limitadas en tamaño y en características del software. Colocar fotos en un escáner de vidrio plano puede ser molesto, motivo por el cual solo los utilizo para fotos grandes o frágiles.
    • Teléfono inteligente y tableta: Las cámaras de dispositivos móviles están mejorando todo el tiempo y pueden ser herramientas muy eficaces para digitalizar cantidades pequeñas de fotos, especialmente cuando se combina con las aplicaciones para escanear que tienen características tales como la detección de borde automático, transformación de la perspectiva y recortes. Es mejor usar los dispositivos móviles cuando no necesitas una resolución súper alta y si las fotos podrían dañarse si se sacan de un álbum o cuadro.
    • Cámara digital: Las cámaras digitales tradicionales no son tan convenientes como otras opciones para digitalizar fotos ya que requieren una iluminación correcta y software adicional para recortar y realizar otros ajustes.
  3. Almacena

    Las opciones principales para almacenar las imágenes digitalizadas son en tu computadora, en discos externos o en almacenamiento en la nube. Las memorias USB también se pueden usar para volúmenes más bajos de fotos. Recomiendo seleccionar una de estas opciones y respaldar tus archivos a una segunda (e incluso tercera) de las opciones. Ya que las fotos con alta resolución pueden tomar mucho espacio en una computadora, primero escaneo a un disco externo y luego copio las fotos a mi nube de almacenamiento de Google Drive.

  4. Ajusta la configuración

    El software que vino con tu escáner o la computadora es la opción más sencilla y es probable que pueda hacer el trabajo. El software de escáner más reciente incluso puede escanear directamente a tu cuenta de almacenamiento en nube. Aunque las configuraciones del escáner pueden parecer abrumadoras, escanear una foto como archivo JPEG en espacio de color sRGB en resolución 300dpi con color de 24 bits te dará los resultados que deseas para la mayoría de las fotos. TIFF (por sus siglas en inglés) es el mejor formato para utilizar si es que probablemente edites la foto más tarde, pero el tamaño de los archivos será más grande. Recomiendo escanear diapositivas y negativos entre 2400 a 3200 dpi.

    Pocas cosas son peores que escanear un montón de fotos y luego darse cuenta de que se escanearon con la resolución equivocada, así que verifica la configuración y haz una prueba a fin de asegurarte que todo se ve como se debe y se guarda en el lugar donde lo deseas.

  5. Escanea, escanea, escanea

    Escanea montón por montón y guarda cada montón en una carpeta separada en el almacenamiento digital escogido. Antes de cada escaneo, agrega información (o metadatos) donde sea posible en los campos proporcionados, la más importante es la fecha. Esta información se guardará con los archivos y hará más fácil el clasificar en otro software más tarde.

  6. ¡Comparte y disfruta!

    Ahora que ya tienes un archivo digital hermosamente organizado de tus fotos de familia, ¡es tiempo de compartirlo y disfrutarlo! Existen muchos servicios en línea que permiten agregar descripciones y organizar, etiquetar, editar y en privado compartir tus fotos. Algunos también ofrecen servicios de impresión que fácilmente convierten tus fotos digitales en álbumes de fotos, impresiones enmarcadas y arte de pared. ¡Por qué no crear algunos productos lindos de aquellas fotografías viejas para que otra persona digitalice en los años por venir!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios