Genealogía básica: Cómo empezar de la manera correcta

19 diciembre 2016  - by 

Si has visto programas de televisión como “Who Do You Think You Are [¿Quién crees que eres?]”, tal vez te hayas preguntado en cuanto a esto de la genealogía y cómo encontrar a tus propios antepasados. Una manera es hacerte famoso y esperar que alguien te invite al programa. Otra opción más práctica es comenzar a encontrar la información por ti mismo.

No necesitas una licenciatura en historia o un presupuesto ilimitado para viajar. Lo que necesitas es curiosidad y el deseo de aprender (en cuanto a lo que investigues y lo que descubras). A continuación se dan instrucciones sobre cómo empezar.

Paso 1: Determina lo que quieres encontrar

Existen muchas maneras de hacer tu historia familiar. Es tu familia; y tú decides lo que quieres descubrir en cuanto a ella. Tal vez desees averiguar quién de tu árbol genealógico fue el primero en llegar a los Estados Unidos. Tal vez quieras saber si esa historia de que un antepasado luchó en Gettysburg es verdadera. Puede que tengas curiosidad en cuanto a la procedencia de tus antepasados.

Decidir lo que deseas encontrar te ayudará a mantenerte enfocado y a ser más productivo.

Consejo: Trabaja a partir de lo que sabes hacia lo que no sabes. Por ejemplo, si estás tratando de confirmar la leyenda familiar de que desciendes de los pasajeros del Mayflower John Alden y Priscilla Mullins, empieza por ti mismo y trabaja hacia atrás. No comiences con John y Priscila y de ahí en adelante; solo te frustrarás con falsos inicios y pistas infructuosas.

Paso 2: Explora lo que ya tienes

Aunque sea tentador entrar en internet y empezar a buscar antepasados inmediatamente, explora lo que ya tienes. Habla con tus familiares. Tu abuela o tu tía abuela Judy podrían tener información valiosa. Saca los álbumes de fotos y abre el baúl de cedro. Viejas cartas, diarios y fotos pudieran ser minas de oro para extraer pistas.

Consejo: Cuando se trata de las historias de la familia y de la información que obtengas de miembros de la familia, recuerda que pudieran no ser totalmente correctas. Se omiten los detalles y los hechos se confunden. (La historia que mi abuela me contó en cuanto a que somos parientes de Brigham Young, no es cierta, pero sí tenemos “Youngs” en nuestro árbol genealógico. Esa es la partecita de la historia que sí es verdadera.) Utiliza las historias y las entrevistas como pistas, pero debes respaldarlas con más investigación.

Paso 3: Comienza a investigar

Esta es la parte divertida. (Bueno, todo es divertido. Esta es la parte más divertida.) Es probable que no me creas, especialmente si tienes recuerdos de pasarte la noche en un proyecto de investigación para la escuela, pero la investigación de historia familiar no es lo mismo. Sí, estarás viendo registros y decidiendo cómo o si es que encajan. Pero es mucho más agradable cuando estás buscando a tus antepasados y sus historias. Sentirás una conexión con lo que vayas encontrando, no es solo investigar lo suficiente como para sacar una buena calificación.

A medida que pases de lo que sabes a lo desconocido, expande la información de cada persona. Tendrás que considerar más que solo el nombre de la persona. Uno de mis antepasados se llama George Debolt, el cual es un nombre poco común. ¡Pero te sorprenderá saber cuántos George Debolts hay!

Utiliza otros datos sobre tus antepasados para ayudarte a saber si es la persona correcta en el registro que estás investigando. Mi George Debolt nació en 1786 en Pennsylvania. Cuando encontré un certificado de defunción de un George Debolt en Indiana, supe que él no era el que estaba buscando ya que ese George nació en 1845 en Ohio. El nombre era el mismo, pero los otros hechos ni siquiera eran parecidos.

Otra manera de diferenciar personas con el mismo nombre es buscar las personas con las que se relacionan. Uno de los recursos fundamentales de la genealogía estadounidense es el censo federal. Se ha llevado a cabo cada 10 años desde 1790; el más reciente a nuestro alcance es el censo de 1940. (Puedes investigar el censo de 1940 de forma gratuita en FamilySearch.org.)

Durante el censo de 1940, mis bisabuelos Ed y Clara Starkey vivían en el condado de Perry, Ohio. Él aparece como “Edd”. Con ellos vivían sus hijos Maurice y Angus.

Teniendo a Maurice y Angus en mente, me siento seguro de que el registro que encontré en el censo de 1930 para Edward y Clara Starkey es la familia correcta.

No te enfoques en la ortografía del nombre de una persona. Los nombres se registraban según los escuchaban. Estos Starkeys también han aparecido en registros como Starky y Starkie. Mis Ramseys también figuran como Ramsay y Ramsy. Si has escuchado historias de que tu rama de la familia siempre utilizó una manera de escribirlo y otra rama utilizó otra, no utilices esa diferencia como la única manera de distinguirlos. (Piénsalo de esta manera, ¿escriben otras personas tu nombre correctamente siempre?)

A medida que realices tu investigación en línea, asegúrate de revisar la imagen, si está disponible. Con frecuencia hay mucha más información en la imagen de lo que se indexó. Aquí está uno de los resultados que obtuve cuando busqué a Clara Starkey en FamilySearch.org:

Si hago clic en su nombre, recibo más información, tales como los nombres y las edades de las personas en el hogar. Pero cuando hago clic en el icono de cámara a la derecha, puedo ver el censo de 1930, el cual contiene mucha más información, incluyendo las ocupaciones, los lugares de nacimiento de los padres y la ciudadanía.

Paso 4: Organiza y comparte lo que has encontrado

Necesitarás una manera de llevar un control de todo lo que hayas encontrado. Dos de las formas básicas que se utilizan en la genealogía son el cuadro de antepasados (a veces llamado cuadro genealógico) y la hoja de grupo familiar. Si optas por utilizar un programa de software de genealogía, tal programa puede generar estos informes.

El cuadro de antepasados actúa como un índice de tu árbol genealógico. Comienza con una persona —como tú— y a continuación muestra los nombres y fechas de tus padres, abuelos y así sucesivamente. Esto es parte de un cuadro de antepasados, comenzando con mi bisabuela Clara Skinner, que tengo en Ancestry.com.

La hoja de grupo familiar toma una pareja y la muestra con todos sus hijos.

Lograrás más progreso con tu investigación al compartir y colaborar con otras personas que estén investigando la misma familia. Puedes hacerlo muy simple y enviar los cuadros de antepasados y hojas de grupo familiar a los miembros de tu familia. También puedes contactar a una audiencia más amplia poniendo tu árbol genealógico en línea.

Paso 5: Regresa al paso 1

Siempre hay algo nuevo por averiguar sobre tu historia familiar. A medida que avances, probablemente descubrirás algo sobre lo cual deseas saber más. Buscar algo nuevo hace que el proceso se repita: Determinar lo que quieres encontrar, examinar lo que tienes, investigar y organizar.

¡La investigación genealógica es interminable, de una buena manera! Al encontrar a una persona, inmediatamente surge una nueva pregunta: “¿quiénes son los padres?”. También provee la oportunidad de explorar nuevos lugares y épocas. Establece conexiones, no solo entre tú y tus antepasados, sino también entre tú y el pasado y, en un sentido real, tú mismo y el mundo que te rodea. Disfruta el proceso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios