Fortalece tu hogar

5 noviembre 2017  - by 

La historia familiar puede ser una defensa poderosa para las familias en el mundo atribulado de hoy. Los líderes de la Iglesia han prometido numerosas bendiciones a quienes participan en esta obra, incluso más cercanía y gozo en la familia, un mayor conocimiento y fe, y la protección divina durante su vida. Si estás buscando maneras de fortalecer tu hogar por medio del poder de la historia familiar, estas ideas pueden ayudarte. Cada una de las siguientes presentaciones se dieron en la conferencia de historia familiar de RootsTech 2017 en una clase titulada: “Grandma’s Syrup: Fortifying Your Home with Family History” [El jarabe de la abuela: Cómo fortalecer tu hogar con historia familiar].

Fortalece tu hogar: Conserva y cuenta historias

La historia familiar puede guiar y proteger

Sabemos que la obra de historia familiar que hacemos bendice a nuestros antepasados al encontrar sus nombres y efectuar las ordenanzas del templo a favor de ellos. Pero, como los líderes de la Iglesia han prometido reiteradamente en los últimos años, las bendiciones de historia familiar pueden tener un impacto positivo en nuestras familias y hogares también. En un discurso de 2011, el élder David A. Bednar prometió que al aceptar y actuar de acuerdo con la invitación de participar en la historia familiar seremos “protegidos contra la creciente influencia del adversario” y “amparados durante toda… [nuestra] vida. Al hacer de historia familiar una prioridad en nuestro hogar, puede llegar a ser una defensa poderosa para nuestra familia en el mundo atribulado de hoy”. Aquí hay algunas ideas para ayudar a las familias ocupadas a agregar actividades simples de historia familiar a su vida cotidiana.

La historia familiar puede ocurrir de forma natural

family history is

Puede parecer abrumador incorporar la historia familiar en nuestra apretada agenda, por más que deseemos tener esa protección prometida para nuestras familias. Pero hay tantas cosas que hacemos naturalmente en nuestra vida que solo necesitan ajustarse un poco para que sean parte de nuestra historia personal, como por ejemplo:

  • Boletines familiares
  • Mensajes de correo electrónico a tus hijos o familiares
  • Calendarios de actividades y eventos familiares
  • Publicaciones en las redes sociales

¿Y si combinas estas cosas sencillas que ya haces en algo que perdure?

Tu familia, tu historia

Una cosa que me ha encantado es hacer tortillas con mi familia. Utilizamos una receta que se ha transmitido por generaciones. Mi dulce abuela tiene Alzheimer y hace unos meses tomé un simple video de ella haciendo tortillas, quizás por última vez. Al verla mientras las hacía, pensé en todas las veces que me senté en su cocina y me contó historias de fe y entereza. Ahora tengo esa grabación que puedo compartir con aquellos que no tendrán la oportunidad de sentarse en su cocina y aprender de ella.

Empieza hoy. Comienza con algo simple. Podrías considerar participar en #52Stories [52 historias], un nuevo proyecto de FamilySearch que proporciona 52 temas para ayudarte a compartir una historia sobre tu vida cada semana de este año. Una historia puede marcar toda la diferencia. Tal vez pienses: “Yo no importo, a nadie le importa”, pero eso no es verdad. Eres excepcional. Importas. Tu historia es importante. Encuentra una manera de hacer lo que estás haciendo ahora de una manera que sea permanente y duradera. Al hacerlo, sentirás y reconocerás la protección que proviene cuando el amor por tus antepasados y sus vidas se inculcan en tu hogar.

Estos consejos fueron presentados por Allison Kimball durante una clase titulada “Grandma’s Syrup: Fortifying Your Home with Family History” [El jarabe de la abuela: Cómo fortalecer tu hogar con historia familiar], en la conferencia de historia familiar de RootsTech 2017.

Fortalece tu hogar: Actividades tangibles

Muchos de nosotros ya apreciamos a nuestros antepasados y tenemos un conocimiento básico de sus historias. Pero esa conexión puede llegar a ser más fuerte y más profunda al hacer de historia familiar parte de nuestra vida diaria. En un discurso de 2011, el élder David A. Bednar prometió que al hacer historia familiar “el amor y la gratitud que sienten hacia sus antepasados aumentará”. No tienes que dedicar horas de tu tiempo cada día para recibir esa bendición prometida. Hay maneras sencillas de hacer historia familiar para que quepa en la rutina que ya has establecido para tu familia.

Descubre cómo la historia familiar cabe en tu rutina

Cada familia es diferente y un método que funciona bien para una familia puede no ser el correcto para la tuya. Intenta algunas ideas diferentes y mira si se adaptan a tus horarios y rutinas. Si necesitas, no dudes en adaptar estas sugerencias para las necesidades específicas de tu familia.

  • Elige un día de cada semana para centrarte en tus antepasados y sus historias. Podría ser parte de tus actividades del domingo o un tiempo designado durante la semana. Con el tiempo, se convertirá en un hábito que te ayudará a mantener el espíritu de la historia familiar en tu hogar.
  • Encuentra historias en FamilySearch.org bajo la pestaña Recuerdos y léanlas juntos como familia. Recuerdos de FamilySearch puede ser una gran fuente de información sobre tus antepasados y sus vidas.
  • Si tu pestaña Recuerdos está un poco vacía, trata de pedir a tus familiares de más edad que compartan algunas de sus historias familiares favoritas. Busca a tus bisabuelos, una tía abuela o incluso amigos de la familia, y graba sus historias para subir a los perfiles de tus antepasados de FamilySearch.
  • Haz de historia familiar una parte de tu próximo viaje familiar. Antes de emprender el camino, fíjate si pasarás por ciudades donde se sepultaron a algunos de tus antepasados. Visita los cementerios como parte de tu viaje y toma unos minutos para encontrar las lápidas de tus antepasados.

Disfruta tu historia familiar

Hay tantas maneras de incorporar la historia familiar en nuestra vida, incluso en una simple conversación durante el desayuno. Tengo antepasados de Escocia, Alexander Hill y su esposa Elizabeth. A cambio de su servicio en la marina escosa, a Alexander se le dio tierra en Canadá. Mudó a toda su familia desde Escocia a Canadá, donde se convirtieron en granjeros de jarabe de arce. Ahora en la mañana, cada vez que tenemos panqueques, hablamos acerca de la abuela y el abuelo Hill y su jarabe de arce, y nos encanta compartir sus historias. Estoy tan agradecida de que estas historias se hayan compartido, pero no solo compartido, sino conservado. Como observó el élder Gerrit W. Gong, de los Setenta: “La historia familiar, las tradiciones y los lazos familiares nos ayudan a saborear el recuerdo de lo pasado, mientras que brindan modelos y esperanza para el futuro” (“Recordarle siempre”, Liahona, mayo de 2016, pág. 108).

Estos consejos los presentó Risa Baker durante una clase titulada “Grandma’s Syrup: Fortifying Your Home with Family History” [El jarabe de la abuela: Cómo fortalecer tu hogar con historia familiar], en la conferencia de historia familiar de RootsTech 2017.

Fortalece tu hogar: Comparte las tradiciones de comidas

El élder Dale G. Renlund describió el poder sanador de la historia familiar en su presentación de RootsTech 2016. Él prometió que aquellos que participen en historia familiar y la obra del templo hallarán “poder personal, poder para cambiar, poder para arrepentirse, poder para aprender, poder para ser santificados y poder para hacer volver el corazón de su familia juntos y de sanar a los que necesiten sanación”. Esas bendiciones pueden llegar en los momentos en que más se necesitan. Al reunir a tu familia para compartir tradiciones y recuerdos, puedes comenzar a tener acceso a ese poder sanador y fortalecer tus relaciones los unos con los otros.

Descubre tus historias

Mi amor por la historia familiar comenzó cuando era una niña pequeña. Todos los domingos nos reuníamos alrededor de la mesa de mi abuela para cenar. Siempre comíamos lo mismo: carne de res al horno, puré de papas, gelatina roja y ensalada de repollo sueca. Dudo que mi abuela supiera entonces que al hacer esas cosas sencillas de compartir historias, reunirnos alrededor de la mesa y compartir recetas de familia, estaba haciendo historia familiar. Ella abrió una ventana hacia el pasado y me ayudó a llegar a conocer y amar a las personas que nunca había conocido.

Tradiciones como estas, centradas en los alimentos y la familia, pueden ser un buen lugar para empezar a descubrir tu historia familiar. Prueba algunas de estas ideas para comenzar a establecer tradiciones que traerán fortaleza duradera en tu hogar:

  • Conserva recetas familiares en línea, de esta manera no importa dónde en el mundo viva tu familia, todos tendrán acceso a ellas.
  • Reúne a tu familia alrededor de la mesa y utiliza la aplicación Recuerdos para grabar las historias que compartan durante su tiempo juntos.
  • Guarda objetos de tu hogar o cocina (platos, libros de recetas u otros objetos especiales) para que tus nietos y bisnietos tengan algo tangible para ayudar a llevar tus historias.
  • Tus palabras importan. Anótalas. Tus palabras elevarán, inspirarán y sostendrán a tu familia en tiempos de pruebas y llegarán a ser valiosas para ellos.

La historia familiar puede sanar

Cuando cumplí 12 años, había perdido a mis dos abuelos, quienes murieron a una edad relativamente joven, pero ese mismo año también perdí a mi papá. Estaba destrozada y no quería celebrar. En Nochebuena, mi abuela nos reunió alrededor de la mesa e hicimos lo que siempre hacíamos: historia familiar. Hicimos carne de res al horno, puré de papas y ensalada de repollo. Construimos casas de jengibre y compartimos historias de las personas de nuestro pasado, que ahora incluían historias acerca de mi papá. Esas cosas pequeñas y sencillas que mi abuela hizo esa noche nos sostuvo a través de esta prueba tan grande y nos ayudó a sanar.

Estos consejos fueron presentados por Crystal Farish durante una clase titulada “Grandma’s Syrup: Fortifying Your Home with Family History” [El jarabe de la abuela: Cómo fortalecer tu hogar con historia familiar], en la conferencia de historia familiar de RootsTech 2017.

Fortalece tu hogar: Reunir con un propósito

Ten el deseo de ayudar

Muchos de nosotros deseamos participar más en historia familiar, pero sentimos que no tenemos el tiempo, la experiencia o las herramientas para tener éxito. Sin embargo, puede ser que no nos demos cuenta que nuestro deseo es en realidad todo lo que necesitamos para comenzar. La hermana Wendy Watson Nelson dijo que “el Señor proveerá todo lo que necesitamos para tener éxito en esta obra, incluso la inspiración, la información, la energía, las respuestas, los representantes, además del tiempo y el deseo. Todo lo que tenemos que hacer es preguntar y demostrar que somos serios en nuestro deseo de ayudar”. Tal como ha sido prometido aquí, si demuestras al Señor tu disposición de hacer historia familiar una prioridad, Él te ayudará a encontrar todo lo que necesitas para tener éxito en conectar a tu familia.

Reúnete con un propósito

Una forma importante de hacer esas conexiones familiares más significativas es tener un propósito cuando te reúnas con tus seres queridos. Ya sea que estés planeando una reunión familiar, una reunión o simplemente una lección para la noche de hogar, puedes encontrar maneras de hacer de la historia familiar una parte planificada y con propósito de estos acontecimientos. Al hacerlo, tú y tu familia sentirán un amor más profundo por sus antepasados y el uno por el otro.

  • Llega a conocer a la “persona”, investiga y comparte historias sobre tus antepasados.
  • Conéctate con tus antepasados por medio de sus propias palabras, encuentra historias personales o diarios para digitalizar y compartir.
  • Guarda las historias, las fotografías y los recuerdos en la aplicación Recuerdos de FamilySearch.
  • Ayuda a que todos participen, no importa su edad.

No importa la distancia, reúnanse

Cuando me di cuenta que mi abuelita y abuelito iban a tener su aniversario de bodas número 81, me di cuenta de una gran oportunidad para que mi familia se reuniera, incluso cuando ya habían pasado muchos años desde que fallecieron. Así que hice una linda invitación, creé un hashtag de la familia y envié enlaces donde toda mi familia podía encontrarse o reunirse mediante internet en ese gran día para compartir sus fotos, sus recuerdos y sus historias.

Durante todo ese día, estuve muy emocionada por conectarme y reunirme con mi familia de todas partes. Al final del día, había visto fotografías que nunca antes había visto de mi abuelita. Escuché historias de mi abuelito que me hicieron reír y llorar. Cuando terminó el día, mi prima me envió un correo electrónico que decía: “No sé qué piensas tú, pero este ha sido el mejor de los días”. Ella dijo: “Sé que la abuelita y el abuelito estaban celebrando con nosotros”.

Creo que la razón por la que tenemos tecnología es para sentir cosas como estas. El reunirnos y conectar nuestro corazón es algo real y poderoso cuando participamos en historia familiar y, gracias a la tecnología divinamente inspirada que tenemos, podemos conectarnos sin importar dónde nos encontremos. Cuando estamos preparados y nos reunimos con un propósito, hace que todo sea diferente.

Estos consejos fueron presentados por Rhonna Farrer durante una clase titulada “Grandma’s Syrup: Fortifying Your Home with Family History” [El jarabe de la abuela: Cómo fortalecer tu hogar con historia familiar], en la conferencia de historia familiar de RootsTech 2017.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios