Etiquetas, tweets y blogs: El nuevo lenguaje de la historia familiar

10 septiembre 2014  - by 

¿Qué le acude a la mente al pensar en un genealogista profesional? Probablemente no sea una muchacha de 25 años, llena de vida y con inclinación hacia las redes sociales. De la misma forma, es probable que al pensar en historia familiar no relacione ésta con Facebook ni YouTube. No obstante, Hannah Z. Allan, genealogista de la Sociedad Histórica de Oregón, quiere cambiar nuestra forma de pensar. Durante la Conferencia Anual de Historia Familiar de BYU (que se llevó a cabo del 29 de julio al 1º de agosto), Allan mostró a un grupo de adolescentes, entre los que también había adultos, cómo utilizar las redes sociales a fin de llevar la historia familiar al siglo XXI.

Los jóvenes de hoy dominan el lenguaje de las etiquetas (hashtags) y los tweets, pero muchos de ellos no están familiarizados con el mundo de la indexación ni de los cuadros genealógicos estilo abanico. Cuando preguntó al grupo cuántos de ellos habían estado en las redes sociales en algún momento del día, casi todos los jóvenes alzaron la mano. “Ya utilizan las redes sociales”, dijo Allan. “Entonces, ¿por qué no utilizarlas para algo bueno, como la historia familiar?” Después, Allan dio algunas sugerencias para incorporar el uso de las redes sociales en la investigación de historia familiar. Esto es lo que pueden hacer:

 

Facebook

  • Creen una página o un grupo para su familia
  • Suban fotos antiguas de la familia para compartirlas o para que las identifiquen sus parientes
  • Organicen reuniones y eventos familiares
  • Póngase en contacto con sociedades, organizaciones y grupos que se dediquen a la genealogía
  • Busquen a primos o parientes lejanos que vivan en otros países y pónganse en contacto con ellos

 

YouTube

  • Creen un canal de historia familiar
  • Suban y compartan videos y fotomontajes de la familia
  • Vean videos instructivos sobre investigación de historia familiar
  • Vean videos de lugares en los que hayan vivido sus antepasados o de acontecimientos que hayan presenciado

 

Instagram

  • Creen una etiqueta o un nombre de usuario de historia familiar
  • Utilicen etiquetas con palabras clave o nombres de antepasados
  • Compartan las etiquetas con otros familiares a fin de que todos puedan ver las fotos que se compartan
  • Suban fotos de antepasados
  • Suban fotos de actividades actuales de historia familiar que realicen

 

Twitter

  • Creen una etiqueta o un nombre de usuario de historia familiar y compártanlo con sus parientes
  • Publiquen noticias de actividades y necesidades actuales sobre historia familiar
  • Pónganse en contacto con organizaciones y bibliotecas de historia familiar

Si a medida que lean este artículo se preguntan qué es una “etiqueta” (hashtag) o un “tweet”, ¡no se desesperen! Pregunten a sus hijos, a sus nietos o al chico que vive al lado. Lo más probable es que con gusto les pondrán al día y les enseñaran el uso de esa nueva tecnología. ¿Qué pueden compartir con ellos después?

Piensen en la forma espectacular en que ha avanzado la tecnología relacionada con la historia familiar en las últimas décadas. Desde la comodidad de nuestro hogar ahora podemos buscar nombres de nuestros antepasados, ampliar nuestro árbol genealógico, hacer búsquedas en archivos de fotos, explorar innumerables sitios web de genealogía, indexar, descargar imágenes digitales, cargar historias de nuestros antepasados y compartir de manera instantánea nuestros hallazgos con familiares que viven a miles de kilómetros de distancia, por mencionar sólo algunas actividades. Incluso hasta podemos “tuitear” al respecto con nuestros amigos, conversar en un blog o publicar nuestros hallazgos en Facebook e Instagram. Teniendo tanta tecnología al alcance de las manos, ¿acaso no deberíamos aprovecharla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

  1. Me agrada y comparto una experiencia que tuve desde que me conecte al internet, facebook siempre estaba metida en juegos par pasar el rato pero cuando conoci la pagina de la iglesia y lo que significaba historia familiar me involucre y deje de pasar el mayor rato de mi tiempo en juegos y otras cosas y es mas me dieron un llamamiento concerniente a historia familiar, realmeente me ayudo. Ahora tengo el autocontrol de observar mi tiempo y compartir con otros mi testimonio del plan de salvacion, gracias a uds por su ayuda.
    Su servidora,

    Rosa layme