Construir la resiliencia: 3 maneras de sanar, apoyadas por la ciencia

9 marzo 2021  - by 
niños rodean a una madre resiliente

Los contratiempos no son exclusivos de la vida. Lo que es único es lo bien que podemos reaccionar a esos contratiempos. Esta habilidad de reaccionar—nuestra habilidad de superar y crecer en los desafíos de la vida—se conoce como la resiliencia. Construir la resiliencia es una clave de crecer y sanar los inevitables fracasos, tragedias y contratiempos de la vida.

El camino a la resiliencia: Una guía investigada

Al experimentar la tragedia o pasar por desafíos, quizá se sienta demasiado apesadumbrado como para siquiera pensar en crear la resiliencia. Por fortuna, la resiliencia no necesita suceder de repente, puede comenzar con poco.

A continuación se presentan tres enfoques sencillos, apoyados por la ciencia, para ayudarle a comenzar a construir la resiliencia.

Comience en donde está

Un grupo de amigos caminan por un sendero de tierra, símbolo de su "camino a la resiliencia"

Comience a crear la resiliencia preguntando: “¿Cuál es la historia que me estoy contando?” Entender cómo se percibe un contratiempo es el primer paso en saber cómo avanzar en el futuro.

Lo que dice la ciencia

Según la investigación (la investigación científica de este artículo está en inglés) el relato o la narrativa que nos contamos, especialmente la que contamos sobre nuestras familias, afecta nuestra habilidad de ser resilientes. Los investigadores clasificaron estas narrativas de tres maneras. A continuación se muestra una descripción y un ejemplo de cada una:

  • Narrativas ascendentes Historias de abajo hacia arriba de “No teníamos nada, pero trabajamos duro y ahora estamos en la cima”.
  • Narrativas descendentes—Historias de arriba hacia abajo de “Solíamos estar en la cima, pero lo perdimos todo. Ahora estamos aquí.”
  • Narrativas oscilantes —Historias equilibradas de “Trabajé duro y conseguí un gran trabajo, pero entonces me despidieron. Al principio estaba deprimido, pero luego lo vi como una oportunidad para reflexionar sobre mi trayectoria profesional. Entonces conseguí un nuevo trabajo que aprecio aún más”.

La investigación encontró que la historia equilibrada u “oscilante” es la más saludable —y más nivelada— de las narrativas.

Lo que se puede hacer

Escriba o grabe su historia. Esta historia puede ser tan amplia como la historia de su familia a lo largo de varias generaciones, o podría ser la historia de un desafío o contratiempo actual. Intente identificar qué narrativa se está contando a si mismo.

La actividad Grabar mi historia le pedirá preguntas que puede contestar y le proporcionará un lugar seguro para guardar su historia.

Reelaborar la historia

Ahora que sabe dónde está, la historia que se ha estado contando a sí mismo, es hora de poner sus desafíos en perspectiva. Pregúntese: “¿Cuál es la verdadera historia?”

Dos hermanas juegan con un perro

Lo que dice la ciencia

La ciencia, como se destaca en este artículo de investigación, apoya de dos maneras clave en que reelaborar su historia puede mejorar la resiliencia y el bienestar general.

  1. Crear una narrativa equilibrada: Las personas cuyas historias incluían el “compartir momentos positivos junto con la habilidad de rebotar de los difíciles,” demostraron una mejor dignidad propia y mejores sentimientos de control y “dominio sobre la vida”. En otras palabras, las personas que replantearon sus historias para incluir lo bueno y lo malo eran las más resilientes.
  2. Vea el panorama general: Aquellos que replantearon sus historias para incluir su historia familiar experimentaron un “ampliado sentido de sí mismos” conectados con la familia a través de las generaciones. Esta conexión contribuye a la resiliencia “en todos los períodos de la vida”.
Abuela afuera con una nieta. Reelaborar sus historias para incluir las historias de su familia crea la resiliencia

Lo que se puede hacer

Comience a reelaborar su historia para que sea más equilibrada e incluya las historias de los que vinieron antes que usted. Hable con su familia acerca de sus historias (hablaremos más sobre este proceso en la siguiente sección), y aprenda más sobre su herencia.

(Sugerencia: Si no conoce su herencia, intente buscar su apellido, lo cual le puede dar pistas sobre de dónde viene.

Conéctese con otros a través de su historia

La investigación muestra que sus sistemas de soporte social ayudan a crear la resiliencia. La ciencia muestra también que conectarse con su familia escuchando sus historias y compartiendo sus propias historias es una manera significativa de crear la resiliencia.

Lo que dice la ciencia

Dos hermanos samoanos juntos en la selva

Un estudio de la Universidad de Emory, ubicada en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, hizo a niños y adolescentes 20 preguntas básicas sobre sus antecedentes familiares, como dónde fueron sus padres a la escuela secundaria o de dónde eran sus abuelos.

Los investigadores descubrieron que cuanto más entendían los participantes acerca de sus familias, más fácil les era sentir confianza en sí mismos y experimentar un nivel saludable de control sobre sus vidas. Conocer sus historias familiares ayudó a los niños y adolescentes a desarrollar un sentido de identidad como parte de algo mucho más grande.

Lo que se puede hacer

Conecte su historia familiar más grande preguntando a sus parientes sobre sus vidas. Puede emplear las preguntas del estudio Emory o emplear como guía nuestra plantilla #52Historias.

Asegúrese de compartir estas historias, bien en la multimedia social o en persona. Compartiendo las historias, se ayuda a desarrollar la resiliencia en los demás, especialmente en los de su familia. Para conservar estas historias para las generaciones futuras, considere el valor de almacenarlas en Recuerdos de FamilySearch.

Una abuela y los nietos caminan por un sendero.

La resiliencia es entender su historia. Es entender que se puede agregar otro capítulo. Comience hoy a descubrir su historia.

Jessica Grimaud y Annelie Hansen aportaron a esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

  1. Todos tenemos una historia .yo aprecio la mia y seguiré agregando capítulos para que mis generaciones me conozcan por ellas.